miércoles, 14 de marzo de 2018

La reacción de una madre al enterarse de que su hija tiene síndrome de Down.


Amber y su marido Rafael decidieron esperar hasta el nacimiento para averiguar el sexo del bebé, por lo que fue en el momento del parto cuando descubrieron que tenía síndrome de Down.


Amber Rojas se quedó embarazada por cuarta vez. Ella y su marido Fernando esperaban su quinto hijo y querían hacer algo diferente al resto de embarazados vividos, así que decidieron no saber el sexo del bebé hasta el momento del alumbramiento. La pareja, que vive en Texas, sentía que este embarazo iba a ser diferente aunque las pruebas médicas no hacían presagiar nada raro. «Dado que este era mi cuarto y último embarazo, y quinta bebé, quería dejar algo para la sorpresa», contó la madre a la entrevista The Independent.


Cuando el pequeño Amadeus nació el pasado mes de febrero, Amber se dio cuenta de que su bebé tenía síndrome de Down. «No sabía por qué o qué, pero siempre dije a mi esposo que esta bebé iba a ser diferente. Mi embarazo no fue difertente, pero sabía que sucedía algo», aseguró la madre.

En un parto en casa, rodeada de sus cuatro hijos y su marido, Amber dio a luz en casa, en un ambiente muy tranquilo y cariñoso. «Cuando vi hacia abajo y lo vi. Vi la cara de mi bebé, pensé: mi bebé tiene síndrome de Down. Quería saber todo sobre los bebés con síndrome de Down para poder cuidar mejor de mi hija Amadeus» reconoció. «¡No nos importaba que tuviera síndrome de Down porque todos estábamos encantados con ella!», declaró la madre y es que toda la familia se encargó de mimos y caricias a la pequeña.

La madre ha compartido en la cuenta de Facebook Birth Unscripted el vídeo del nacimiento, en el que se ve la reacción de los padres al ver a la bebé. Las imágenes ya acumulan más de 400.000 reproducciones en las redes sociales. 






Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos