viernes, 18 de mayo de 2018

Los médicos estaban a punto de desconectar a una joven cuando de repente, mueve un dedo.



Imagínate que ahora mismo tienes 22 años y aun te queda toda la vida por delante.

Acabas de terminar en la escuela con matriculas de honor, tienes una pareja que te adora y quieres ir a la universidad a estudiar derecho para ejercer como abogada.

Párate a pensar que toda tu vida lo que has vivido en tan solo unos pocos segundos desaparece, y te encuentras luchando por tu vida en una de las peores pesadillas de la que no puedes salir…

¡Que un grupo de médicos van a desconectar el respirador que te mantiene con vida y tu familia se esta despidiendo de ti!

Pues esta situación es la que vivió Sammy Hemming, una preciosa joven de 22 años.Sam Henning es una alumna de matriculas de honor y en todo momento tenia claro que su futuro era ser Abogada para ayudar a todas las personas.

Pero una tragedia a sus 22 años hizo que su vida se rompiera en mil pedazos… El verano de julio del año 2016, Sam estaba sentada en el asiento del copiloto del coche de su novio Tom, se dirigían a casa dado que habían salido de la universidad.

Pero un tremendo accidente no iba a permitir que llegaran a su destino. El coche de Tom repentinamente se salió de la carretera y el coche comenzó a dar varias vueltas de campana y Sam desgraciadamente salió despedida por la ventana del coche.

Tom apenas tuvo unos rasguños en su cuerpo, pero la que se encontraba en una situación crítica era Sam.



Los servicios médicos transportaron a Sam en helicóptero al Hospital Universitario de Coventry de urgencia dado que su vida peligraba. Los cirujanos estuvieron varias horas luchando por su vida.

Le realizaron hasta tres intervenciones y le encontraron tres fracturas en todo el brazo. Ademas, Sam se rompió su cuello por cuatro sitios. Aunque parezca mentira, esto no era lo peor que le podía pasar a Sam.

El equipo médico tuvo que tomar la terrible situación totalmente obligada de poner a Sam en estado de coma artificial, sus lesiones por cuatro sitios en el cuello afectaron a una parte de su cerebro lo que hizo que la joven se quedara en un estado “vegetativo”.

Tras 19 días luchando por salvarle la vida, el equipo médico decidió informar a la madre, Carol, de que su hija no iba a despertarse nunca…



Después de que la madre hablara con los médicos y lo meditara se vio obligada a tomar la decisión mas dura de su vida. Carol fue aconsejada por los médicos y desgraciadamente tomó la decisión de desconectar las maquinas que hacían que su hija siguiera con vida.

”Suelen darle al paciente tres oportunidades para ver si puede respirar por sus propios medios antes de apagar el respirador y permitir que el paciente muera”, cuenta Carol a Daily Mail.

Pero minutos antes de que fuera a proceder a desconectar a la joven, el equipo médico se percato de algo que desconcertaría a todo el mundo. Unos minutos antes de que los médicos fuera a apagar las máquinas, vieron como algo debajo de la sabana parecía moverse.

La joven Sam habia dado una señal de movimiento, movió el dedo su pie derecho. ¡Era increíble!

A los pocos minutos, Sam se despertó y ningún médico ni su familia podía creerse que hubiera despertado de repente, todos los que estaban en la sala contemplando como iba a desconectarla estaban en lo que llamamos un “milagro”.

“Ella había regresado de la muerte, literalmente. Si no llega a mover el dedo del pie, no estaría aquí hoy. Los médicos están completamente en shock. Todos los cirujanos, las enfermeras, los médicos – miran a Sammy y se quedan boquiabiertos”, dice Carol.

En el cerebro de Sam toda su parte derecha estaba totalmente destruida a causa del choque, pero el izquierdo se encontraba totalmente ileso.



Sam se sometió a duros entrenamiento para ir recuperando toda la movilidad de su cuerpo. Aun le queda mucho trabajo por delante pero tenemos que decir que Sam esta protegida por un ser supremo, un ángel de la guarda que la protege.

¿Recordais el sueño de Sam? Pues ahora ser abogada es uno de sus sueños mas fuertes y esta luchando por cumplirlo.

Sam y su familia están muy agradecidas por todo lo que hicieron el equipo medico y todo el personal de rehabilitación.



Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos