sábado, 9 de junio de 2018

Pasajero insulta a dama en el check-in – Luego ella dice 5 palabras que lo callan



¿Quién no conoce la clásica expresión de “el cliente siempre tiene la razón”? Probablemente todos, pero especialmente quienes hayan trabajado de cara al público.


Lamentablemente, muchas personas se aprovechan de esta expresión, creyéndose tener atribuciones que no tienen, creyendo saberlo todo e incluso pensando que tienen derecho a faltar el respeto a otros para obtener lo que quieren.


La siguiente historia, trata sobre una mujer que trabaja en una aerolínea, concretamente en el mostrador del check-in. Su respuesta a uno de los pasajeros ha sido realmente ejemplar. Sin duda, no ha podido tener una defensa mejor con la que responderle.
¡No te pierdas la historia, prometo te hará reír!

Un avión completo se canceló en el último instante en el aeropuerto.

Una trabajadora sola de la aerolínea se encarga de una larga fila de viajadores que están esperando para reservar un nuevo vuelo.

De repente un pasajero bravo se cuela en la fila y se acerca al mostrador. Tira su billete en el mostrador y dice: “TENGO que estar en el próximo vuelo y tiene que ser en PRIMERA CLASE.”

“Lo siento, te voy a ayudar, pero primero tengo que ayudar a estos primero. Y luego encontraremos juntos una solución”, dice la mujer muy educadamente.

El pasajero enfadado no parece estar tan convencido. Pregunta con voz alta, para que todos los pasajeros detrás de él lo puedan escuchar: “¿TIENES IDEA DE QUIÉN SOY YO?”

Sin dudarlo, la mujer sonríe un poco y toma el micrófono:

“Atención por favor”, empezó mientras que su voz se escuchaba por toda la terminal, “Tenemos un pasajero aquí en la puerta 14, QUE NO SABE QUIÉN ES. Si alguien nos puede ayudar con su identidad, por favor vengan a la puerta 14.”

Al mismo tiempo que la gente detrás en la fila se reía a carcajadas, el hombre la miró con furia y le dijo: “¡Vete para la mier**!”

Ella sin inmutarse ante tal grosería, sonrió y respondió: “Lo siento, pero eso también va tener que esperar”.

Si a ti también te ha hecho reír tanto como a mí, ¡no olvides COMPARTIR esta historia con todos tus amigos! ¡Qué gran lección le ha dado esta mujer!


Regalanos un Me Gusta

Te Recomendamos